jueves, 4 de octubre de 2007

Presentado el Primer Plan Socialista de la Nación 2007-2013

Hay que crear una arquitectura de valores socialistas
Una conciencia verdaderamente humanista, profundamente socialista y radicalmente revolucionaria es la que requiere el pueblo venezolano para consolidar el proceso de transformación que lleva adelante
Caracas, 30.09.07.- El presidente Chávez envió a la Asamblea Nacional los lineamientos generales del Proyecto Nacional Simón Bolívar al cual denominó Primer Plan Socialista de la Nación (PPS), que comprende el período 2007-2013, programa que debe continuar con el Segundo Plan Socialista de la Nación (SPS), entre 2014 y 2021, y así sucesivamente para consolidar la Revolución.
La importancia de este plan se orienta a destacar que todo lo ocurrido hasta ahora en estos ocho años, no ha sido sino una transición. Es la primera vez que el Ejecutivo presenta un Plan Socialista, y las líneas programáticas presentan grandes directrices políticas, morales, sociales y económicas.
La primera de estas líneas, que no por casualidad ocupa ese lugar, es la nueva ética socialista, y el objetivo general de esta directriz, hecha por el propio Presidente de la República, dice: “Crear una sólida arquitectura ética de valores que conformen la nación, la República y el Estado moral socialista”.
Para el mandatario venezolano, cada palabra está en su lugar, y todas, al hacer un análisis exhaustivo, se encuentran relacionadas directamente con el proyecto integral de educación cuyos pilares se fundamentan en el aprender a crear, aprender a participar y convivir, aprender a valorar y aprender a reflexionar.
De allí que el mandatario venezolano señale que no son sólo los niños a quienes les debe llegar el mensaje de estos pilares integrales educativos, el mensaje es para todos.
Para el presidente Chávez, de lo que se trata de ahora en adelante es de pensar en función de valores eminentemente humanistas, y por ello es tan vital la formación colectiva, de allí que se requiera de revolucionarios radicales para avanzar hacia un socialismo verdadero, que no es otra cosa que la democracia plena.
La conciencia social de la sociedad venezolana debe estar cada vez más centrada en los valores socialistas. Hay una Revolución que está en marcha y que requiere de una voluntad de acción y desprendimiento para impulsar la transformación necesaria, si de verdad se quiere construir una sociedad justa, independiente y desarrollada.
Invitó a los jóvenes a reflexionar sobre este tema, a evaluar, a contextualizar los hechos que les permitan entender la historia, y eso pasa por la disertación profunda, por hacer las preguntas necesarias, de los “por qué”, de los “cómo”.
Los códigos verdaderamente revolucionarios requieren que nos despojemos de vicios, de antivalores que fueron sembrados en la sociedad por la teoría capitalista. Porque en el actuar y en el pensar es donde más ha penetrado la tesis capitalista, y es justo ahí donde se debe demostrar el talante revolucionario, al momento de cambiar viejos esquemas que pasan por pensar más en colectivo y menos en lo individual. (PP)
Volver